Historia del CIM

Historia del CIM

Inicialmente, el Centro Instructivo y Benéfico de Benimaclet, situada en la calle de La Providencia nº3. Años después crearon una escuela de música para los socios e hijos de socios con el nombre de “La Confianza”.

En noviembre del año 1909, con motivo de la posesión como cura y párroco de Nuestra Señora de la Asunción de Benimaclet del Reverendo D. Miguel Zaragoza Barber, un grupo de vecinos de la localidad, músicos todos ellos, decidió obsequiar al nuevo cura con una serenata. Para tal ocasión, se agruparon bajo la dirección de D. Mariano Baró Martínez y festejaron la venida a Benimaclet del que sería durante muchos años el pastor de la parroquia.

A principios del año 1910 D. Francisco Bori Escuder, vecino de la localidad, cedió un piso de su propiedad en la calle Valencia, esquina a Manuel Castellano, el aquiler del cual fue sufragado por los músicos y socios protectores, siendo José Mª Zargozá Miró quien se ofreció voluntariamente para las clases de solfeo a los primeros educandos matriculados.

Los artistas fundadores fueron:

Vicente Lluch Balanzá, Ramón Calás Marco, Francisco Bori Blasco, Mariano Castro Soler, Vicente Chancosa Donderis, Vicente Greses Martí, Benjamín Folch Benlloch, Vicente Ballester Genovés, Mariano Baró Martínez, Pascual Monsó Broch, Francisco Buch Valero, Hipólito Martínez Guaita, José Gimeno Brat, Luis Pedro Zaragozá Miró, José Mª Zaragozá Miró

Muy pronto, en el año 1911, el local se quedó pequeño para albergar a músicos y socios y se produjo junto a la dimisión del Director, una división de la Banda y su sociedad: Una parte se unió al Casino Instructivo y Benéfico (La Mano) y la otra creó la Sociedad Instructiva y Musical (La Pezuña).

Las dos sociedades, sin cohesión, buscaron el acercamiento pero no fue hasta el 13 de marzo del año 1932 cuando se produjo la fusión de dichas sociedades musicales en “la Festa de l’Abraç”.

La cita escrita a continuación está incluida en el texto conmemorativo de las bodas de oro de la Fundación de la Banda de Música del Centro Instructivo Musical de Benimaclet, publicada a tal efecto en 1960:

En sus albores, un grupo pequeño, pero abnegado de vecinos de Benimaclet, dio un cambio radical en la estructura artístico social aletargada de sus moradores. La formación de la Banda y su Sociedad venía a acoger a los que después del rudo trabajo en la lucha por la existencia, discurrían, en muchos casos, por derroteros nada edificantes. La empresa no fue del todo fácil. Grandes dificultades tuvieron que ser vencidas, pero concentrando todo el entusiasmo en lo que consideraban una obra de gran necesidad, quedó formada la agrupación que años más tarde daría gloria a Benimaclet y a Valencia. Por eso al recordar aquella gesta gloriosa, contemplamos a los que la fundaron. Aquella semilla germinó con lozanía y justo es se les honre. Pero si nosotros, los que en herencia recibimos su obra, nos sentimos dignificados cual buenos hijos, ¡cuánta será la inmensa alegría para los que, todavía llenos de vida, contemplan los óptimos resultados a los 50 años! Merecedores son de nuestro homenaje. Y hoy, estamos seguros, se estremecen de entusiasmo al igual que en aquellos años juveniles en que aportaban grano tras grano de arena para edificar su obra que es la nuestra, y todo por su pueblo natal, Benimaclet.

Para los de la hora presente, músicos y demás socios de nuestra entidad y, en especial, para aquellos que cotidianamente tienen sobre si la responsabilidad de regir sus destinos; para los que nos precedieron y para los que nos han de relevar, será un bálsamo este hecho sublime de las bodas de oro de la Fundación.

Nadie que se titule socio de nuestro centro puede permanecer indiferente a lo que en nuestra sociedad se realiza, es más, todos estamos obligados a ayudar según las fuerzas y conocimientos de cada uno. Si así lo hacemos la cultura de nuestro pueblo se elevará constantemente. Hemos de imitar a nuestros mayores, de lo contrario nuestro paso por la sociedad no habrá dejado surco significativo en donde pueda ser depositada nueva semilla que germine para la mayor grandeza de nuestro centro.

Aquesta pàgina web utilitza cookies per a millorar la vostra experiència d’usuari. Si continua navegant, dóna el seu consentiment i l’acceptació de la nostra política de cookies. Si així ho desitja, té la possibilitat de canviar la configuració del seu navegador encara que haurà de tenir en compte que aquesta acció podrà ocasionar dificultats de navegació. Més informació. ACEPTAR